Buscar en este blog

jueves, 8 de junio de 2017

Banca Popular se derrumbó y con ella puede arrastrar a todo el sistema financiero europeo y generar pánico en los mercados globales

Se comienzan a sentir los efectos de la recién concluida reunión "extraordinaria" Bilderberg 2017: Banco Popular de España se derrumba y es absorbido por grupo Santander; las acciones del Popular ahora no valen absolutamente nada y sus inversionistas han perdido todo.

Recordemos que la presidenta de grupo Santander, Ana Patricia Botín, fue invitada a la reunión Bilderberg, así como el ministro de economía de España, Luis de Guindos. A dicha reunión también asistieron los directores del FMI, Christine Lagarde y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Sin duda, todo fue planeado de antemano.

La debacle del banco español comenzó exactamente el día que inició la reunión Bilderberg; ese día, Jueves 1 de junio, y el siguiente día, viernes 2 de junio, el valor de las acciones del banco cayeron 17.4% y 17.9 % respectivamente, acumulando unas perdidas esa semana del 38.3%.


Pero el día de ayer, 7 de junio, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender la cotización del Popular, que había perdido más de la mitad de su valor en Bolsa en las últimas cinco sesiones, pero ahora sus acciones han dejado de tener valor alguno, pues las autoridades europeas las han dado de baja o amortizado. Los accionistas han dejado de tener sus acciones. Para los inversores, casi la única alternativa será tratar de pleitear contra la entidad o los anteriores responsables del banco.

Esa puesta a cero se ha llevado a cabo después de que, para su uso por las autoridades europeas, un experto independiente haya valorado el banco entre -2.000 millones en el escenario central y de -8.200 millones en el escenario más estresado o adverso. La propia CNMV ha dejado claro en un comunicado que "todos los accionistas de Banco Popular Español S.A., así como todos los titulares de bonos contingentes convertibles y de bonos subordinados, han perdido totalmente su inversión".

La adquisición del Banco Popular se produce tras la subasta llevada a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR) europeo y el FROB español en la que el Banco Santander fue seleccionada como entidad adjudicataria y paga un euro de valor simbólico. Hasta ahora, y pese a su desplome, el Banco Popular estaba valorado en Bolsa en unos 1.300 millones de euros, que se volatilizan al 100% al fijarse ese precio simbólico. Son unos 300.000 accionistas los afectados por la pérdida de todo su dinero. El dato más reciente, a 31 de marzo pasado, señalaba que el banco tenía 305.152 accionistas.


De esta manera, el Banco Popular se convierte en el primer banco intervenido por el BCE bajo las normas de resolución de entidades bancarias de la Unión Europea, que se aprobaron tras la crisis financiera de 2008 con el objetivo de evitar los rescates con dinero público.

Pero, ¿que consecuencias podría tener este rescate de un gran banco europeo?. Banca Popular era el quinto mayor banco español hasta antes del primero de junio; eso nos da una idea de lo trascendente que es esta operación financiera, pero sin duda lanza una advertencia a todo el sistema bancario europeo acerca de lo endebles que son sus instituciones crediticias actualmente, y, al mismo tiempo, manda un claro mensaje a todos los inversionistas acerca de lo precaria que está la situación financiera mundial actualmente y de lo que les podría suceder a ellos también, lo que provocará con toda probabilidad ventas de pánico de acciones de instituciones bancarias y financieras en problemas alrededor del orbe, lo que a su vez podría provocar un colapso financiero mundial y una recesión económica muy profunda. Tal vez este es el inicio del tan esperado, y temido por muchos, colapso económico mundial y reseteo del sistema financiero internacional.

Quizá el primer signo de que esto se nos venia encima fue el súbito aumento, alcanzando niveles históricos, del precio del Bitcoin y del Ethereum, asimismo de los metales preciosos, pues ante una crisis financiera sin duda esos activos serán los refugios mas valorados de los inversores y de los grandes operadores de capital.

A lo mejor ha llegado el momento de sacar tus ahorros del banco e invertirlos, como ya dije, en monedas certificadas de oro y plata, así como en criptomonedas, como el mismo Bitcoin y Ethereum. Claro, es correcto invertir en criptomonedas, pero es mejor hacerlo en metales precioso o en bienes inmuebles; la cuestión es tener tu dinero invertido en activos duros, en bienes físicos, en activos de valor intrínseco, pues no es bueno tener todos los huevos en una misma canasta.

Con información de:

1 comentario: