Buscar en este blog

martes, 22 de mayo de 2018

Europa abandona el uso del Dólar y acelera la caída de EEUU

Terremoto geopolítico mundial: la Unión europea rompe con EEUU y se acerca al bloque Rusia-China-Irán


En un movimiento geopolítico de enormes proporciones, la unión europea le dice no a EEUU y decide abandonar el histórico vasallaje en el que se encontraba sumida respecto a la unión americana.

Esto, de confirmarse, viene a representar un punto de inflexión en la historia moderna del mundo, pues desde la primera guerra mundial Washington se afianzó como potencia militar y económica, pero como resultado de la segunda guerra mundial los EEUU solidificaron esa condición de potencia hegemónica mundial gracias al vasallaje a que sometieron a casi toda Europa.

Desde entonces Europa estuvo a las ordenes y deseos de Washington, de tal manera que todo lo que les ordenase el país norteamericano ellos lo hacían a pies juntillas y sin protestar ni un poquito, pero parece que esa condición se está transformando a grandes pasos.

Así es, a raíz de las sanciones anti rusas de Washington (y recientemente a raíz del rompimiento del acuerdo nuclear con Irán) Europa está despertando y le está poniendo un límite a Washington, de tal manera que ahora no solo le dicen que no, sino que van en su contra. De esta manera tenemos que Europa no solo no ha roto el acuerdo nuclear con Irán, sino que lo mantienen; pero no solo eso, también están creando leyes que protejan de las sanciones estadounidenses a las empresas iraníes. Es decir, Europa no solo le dice a EEUU que no, sino que también toma medidas para contrarrestar las sanciones estadounidenses a terceros países, en este caso, a Irán.

¿Esto cuando se había visto? Nunca. Es la primera vez que Europa toma una decisión tan firme en contra de EEUU, y tal parece que el proceso continuará en el caso de las sanciones anti rusas de Washington, pues Europa no solo le dice a EEUU que no están de acuerdo en dichas sanciones, sino que se rehúsan a obedecerlo en el sentido de que suspendan el gasoducto ruso north stream que actualmente se construye en varios países de la unión europea.

Ya desde antes muchos países de la unión europea estaban en contra de las sanciones económicas contra Rusia, pero parece que ahora toda la unión en conjunto se opone a seguir los dictados de Washington que atentan contra sus intereses, en este caso, que atentan contra sus buenas relaciones con Moscú, de tal manera que le dicen a Washington que no detendrán la construcción del gasoducto north stream y que mantendrán los acuerdos con Moscú.

Estos pasos que está tomando Europa sin duda vienen a significar un terremoto geopolítico a nivel global, terremoto motivado por el resurgir de Rusia, así como de china, y por la decadencia del imperio estadounidense; de tal manera que Europa prefiere alinearse con el eje Moscú-Pekín que continuar bajo las órdenes de Washington.

De esta manera podemos comprobar como la nueva superpotencia económica global, como lo es china, y, así mismo, la nueva superpotencia militar global, como lo es Rusia, vienen a romper el esquema de orden mundial que por décadas mantuvo Estados Unidos; y así lo ha entendido Europa, es por eso por lo que abandonan la política intervencionista estadounidense y deciden incorporarse al nuevo polo de desarrollo económico euroasiático encabezado por Rusia y china.

Estados unidos amenaza a Europa con represalias por desobedecerle, pero, ¿Qué represalias serían esas?; ¿represalias como sacarlos del sistema de pagos internacionales controlado por Washington conocido como Swift? ¿O con no venderles gas?, ¿o con aplicarles elevados aranceles a sus productos?; pues cualquier medida que tome estados unidos contra Europa se revertirá en su contra de muy fea manera (como ya lo estamos viendo en el caso de china) pues Europa tiene el poder de hundir de una vez y por todas a la economía estadounidense; ¿y de qué manera lo haría? Pues dejando de utilizar el dólar y sustituyéndolo por el Petroyuán.

Así es, si EEUU decide entrar en una guerra comercial con Europa se estaría poniendo la soga al cuello, pues Europa no tendría más que dejar de utilizar al dólar para acabar con todo Estados Unidos; y si Europa tomara esa decisión automáticamente todo el mundo iría tras ellos, pues el sistema alterno al dólar ya está en funcionamiento y solo necesitarían cambiar de dólares a Petroyuanes para continuar con su comercio internacional como si nada hubiera pasado.

Así es, ya muchos países han abandonado el uso del dólar y lo han sustituido por el Petroyuán, o por el Euro. Así, tenemos que tanto Rusia como Venezuela ya cotizan su petróleo solo en Petroyuanes, y china sigue presionando para que Arabia Saudita haga lo mismo.

Pero hay otros países que han sustituido al dólar por el Euro; ese es el caso de Irán, país que, desde hace años, justo como consecuencia de las sanciones económicas estadounidenses, dejó de utilizar el dólar y lo sustituyo por el euro.

Entonces, si Europa decidiera abandonar la moneda norteamericana eso representaría el ultimo clavo en el ataúd del Dólar.

Así que no importa cuanto diga Trump, cuanto amenace, la realidad es que el mundo ya cambio y ahora no asusta a nadie, en este caso a Europa, pues si decidiera ir a la guerra comercial contra ellos tendría todas las de perder.

Y esto quedó bastante patente en el caso de China, pues después de que Trump amenazase con iniciar una guerra comercial contra Pekín finalmente se ha tenido que tragar sus palabras de manera humillante, pues se ha tenido que retractar de su intención de aplicar aranceles a los productos chinos. De tal manera que hoy se arrodilla ante china y pide perdón por su mordaz atrevimiento.

Así es, después de esta decisión de Trump hoy podemos comprobar quien es realmente el que manda.

Trump tuvo que retractarse pues sabía que no podía competir contra china; además, provocaría que el país asiático acelerase sus planes de vender la deuda estadounidense que hoy posee, lo que hubiera provocado el hundimiento de los bonos del tesoro estadounidense y hubiera elevado brutalmente los intereses de la deuda norteamericana.

Si de por sí la deuda estadounidense hoy es impagable, imagínense si esa deuda hubiera aumentado al doble de la noche a la mañana; pues eso es lo que pasaría si china se deshiciera de golpe de la deuda estadounidense que tiene en su poder: eso provocaría un terremoto en la economía mundial donde los principales perdedores serían los estadounidenses al sufrir una brutal alza en los intereses a pagar por la deuda externa denominada en Dólares. O, en otras palabras: el Dólar experimentaría una brutal devaluación respecto al Yuan, Euro y demas divisas importantes del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario