Buscar en este blog

viernes, 13 de julio de 2018

Con AMLO México recupera soberanía; cancela compra de los Seahawk y los cambia por Kamov rusos

Obrador cancela compra de los helicópteros Seahawk estadounidenses y los cambia por Kamov rusos; inicia cumpliendo promesas.

También elimina Pensión a Ex-presidentes y baja salario a la mitad a los altos funcionarios de gobierno, empezando por él mismo.  Asimismo, eleva salarios a funcionarios menores, incluyendo maestros, policías, etcétera.


Sin duda el gobierno de Andrés Manuel López obrador traerá cambios significativos en la política interna del país, así como en su economía; pero algunos de los cambios que menos se comentan es la posibilidad de que México busque nuevos socios para enfrentar los daños a la economía nacional que traerán las políticas proteccionistas de Donald Trump, y uno de esos aliados bien podría ser Rusia.

No nos olvidemos que desde antes el gobierno ruso se había acercado al gobierno mexicano para intentar establecer una asociación estratégica con el país azteca, y no solo en el aspecto económico y comercial, sino, también, en lo industrial, científico y tecnológico.

De esta manera, Rusia había ofrecido a México la fabricación conjunta de aeronaves militares y civiles, así como la participación rusa en el sector aeroespacial mexicano, concretamente en la colaboración para la creación del primer caza 100% mexicano.

Por otro lado, Rusia ofreció a México la fabricación conjunta del nuevo caza de quinta generación ruso, el MIG-35; así como la fabricación en el país de helicópteros militares de la marca Kamov y helicópteros civiles de la empresa ANSAT.

También Rusia había ofrecido a México la colaboración en el ramo aeroespacial; específicamente había ofrecido la participación de ROCOSMOS en los proyectos de exploración espacial de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), con el objetivo que esta lograse un rápido y eficiente desarrollo de su programa aeroespacial mediante su participación en el proyecto para la creación de una torre de lanzamiento de cohetes espaciales pesados.

El gobierno de Peña Nieto parece que no mostró mucho interés en la propuesta rusa, pero con el nuevo gobierno de López Obrador quizá la situación cambie y México acepte asociarse con Rusia para impulsar el desarrollo industrial, científico y tecnológico del país.

Mientras tanto, el tabasqueño, hoy presidente electo, ha comenzado por anular el acuerdo que el gobierno mexicano había alcanzado con EEUU para adquirir 8 helicópteros MH60R Seahawk multi-misión de la empresa aeroespacial estadounidense Lockheed Martin.

Estos aparatos estaban destinados a cubrir la necesidad que hoy tiene México de contar con una flota de aeronaves modernas para la defensa y vigilancia eficiente de las aguas territoriales del país. Estos helicópteros serían destinados para fungir como helicópteros embarcados de lucha antisubmarina y ataque ligero, y serían designados para equipar la siguiente generación de fragatas mexicanas, es decir, a las fragatas POLA.

Sin embargo, el hoy presidente electo de México, López Obrador, ha decidido que son un gasto superfluo y que hay necesidades más urgentes que la defensa de las costas y aguas territoriales mexicanas, cosa con la que definitivamente no estoy de acuerdo.

Pero cabe la otra posibilidad; tal vez Obrador ha decidido rechazar la compra de los helicópteros estadounidenses por considerarlos demasiado costosos y entonces buscará el equipamiento de las fragatas POLA con otros proveedores, en este caso, con proveedores rusos, específicamente con las empresas Kamov y Kazan

Así es, tal vez Obrador ha decidido aceptar la propuesta rusa y fabricar en el país los helicópteros rusos, helicópteros como el helicóptero Ka-52 alligator, el Mi-24 y el Ka-27PL de lucha antisubmarina (helicóptero que equiparía a las fragatas POLA)

De esta manera podemos esperar que obrador adquiera helicópteros rusos para sustituir a los estadounidenses que previamente se habían contratado.

Aunque cabe aclarar que al contar las fragatas POLA con tecnología occidental (sueca y estadounidense) el integrar helicópteros rusos en su equipamiento va a resultar un poco complicado, pues se tendrán que hacer las adecuaciones necesarias para que los helicópteros rusos se integren a la red informática de la embarcación, pero aun así, es mejor comprar tecnología rusa (que es menos susceptible a ser hackeada) que tecnología estadounidense, pues si compramos los helicópteros estadounidenses estaríamos comprometiendo nuestra seguridad nacional, pues al ser estadounidenses pueden ser inutilizados remotamente a través de los códigos secretos con los que cuentan dichos aparatos, códigos que solo el fabricante conoce pero que pueden ser suministrados a un tercero. Pero si se adquieren helicópteros rusos es más difícil que el gobierno moscovita proporcione esos códigos a un hipotético enemigo de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario