Buscar en este blog

domingo, 26 de marzo de 2017

Rusia propone a México asociarse para producir los Mig-35 en suelo azteca

Hace unos  tres  años el gobierno mexicano decía haber tomado una decisión para sustituir los envejecidos cazas F-5 de la fuerza aérea mexicana por aviones estadounidenses F-16 nuevos.

Después, muchos medios “alternativos” aseguraban que se había tomado la decisión de efectivamente comprar cazas F-16 provenientes de Israel pero,  ¡usados!;  afortunadamente nada había de verdad en ello, solo eran especulaciones sensacionalistas.

En realidad, el gobierno mexicano desde el principio se planteó la compra de los Saab Gripen NG, que en lo personal creo sería una excelente compra; después consideraron la posibilidad de adquirir cazas nuevos de Rusia, específicamente los SU-27  o SU-30MKI; los SU-27 son una mala opción, pues son cazas que ya van de salida; en el caso de los SU-30MKI, también serían una excelente opción para México, tal vez mejor que la representada  por los Gripen NG.


Y a día de hoy, Rusia en un afán por conseguir nuevos mercados para sus aviones en Latinoamérica, y en general en el resto del mundo, le plantea  a México una excelente propuesta, pues le propone crear una sociedad para construir los aviones MIG-35 en México.  En el acuerdo estaría contemplada  la transferencia de tecnologías a la industria aeronáutica nacional, así como colaboración para desarrollar la misma.

Vale recordar que México es un buen cliente para la industria aeronáutica  civil rusa, pues es de los mayores operadores del avión ruso Sukhoi Superjet 100.   Esta aeronave  ha  demostrado ser fiable y eficiente.

Esta propuesta es muy similar a la que Saab ofreció en su momento a Brasil, pues ambos lograron un acuerdo para producir en sociedad los Grippen NG en el país sudamericano.  También se acordó la transferencia de tecnologías entre ambas partes.

¿Cuál es la verdadera razón de esta joint  venture entre la industria armamentista sueca y brasileña, y ahora la que se propone  entre México y Rusia?

Pues claramente es la conquista de mercados y la reducción de costos de manufactura, pues el costo de  la mano de obra en México y Brasil es inferior al de Rusia y, sobre todo, al de Suecia.  Además, la calidad de la mano de obra mexicana está fuera de toda duda, no por nada México se ha convertido en el referente del comercio global y de libre mercado, con infinidad de empresas queriendo instalarse en México pese al proteccionismo de Trump.

Pero no solo es cuestión de costos y beneficios, también está el componente geopolítico, quizá más importante que el anterior.

Así es; Rusia intenta aumentar su área de influencia en Latinoamérica, es decir, en el patio trasero de los EEUU,  a semejanza de lo que los yankees hacen en Europa y Asia, instalando sus bases militares a las puertas del Kremlin.

Pero otro punto que quiero comentar es que, sin duda para México este negocio que le propone Moscú, en realidad Vladimir Putin,  es una gran oportunidad para desarrollar su industria, su ciencia y tecnología.

Pero también la construcción de los MIG-35 en México es innegablemente  mil veces mejor que comprar F-16 de segunda mano a los EEUU o a cualquier otro país que quiera deshacerse de ellos.

Y eso ya es bastante claro para muchos países alrededor del planeta, como en Polonia, que en un principio consideró comprar F-16 usados para reforzar su fuerza aérea, pero finalmente comprendieron que eso hubiera sido un garrafal error, pues actualizarlos sale más caro que comprarlos nuevos  y, por otro lado, esos aviones ya están resultando obsoletos para nuestro tiempo, es por eso que la mayoría de países que están por modernizar su fuerza aérea se están decidiendo por los F-35 aunque sean más costosos que los F-16.  Claro, me refiero a los países dentro de la esfera de influencia de Washington, como es el caso de la misma Polonia, España, Israel, Bélgica, Suiza, etcétera.

Así que, concluyendo, para México sería un retroceso y una pésima decisión sustituir los viejos F-5 por los también viejos F-16.  Definitivamente la mejor  opción es la que propone Moscú: construir los Mig-35 en México y exportarlos  al resto del mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario