Buscar en este blog

miércoles, 8 de febrero de 2017

Trump pone en peligro la supervivencia de los indios Sioux

EE.UU. abre el camino para construir el oleoducto de Dakota que amenaza la tierra de los sioux.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. aprueba la construcción de la tubería tal y como deseaba Trump.

El oleoducto de Dakota Access, en construcción (AP)

La construcción del polémico oleoducto de Dakota Access, que amenaza la tierra de los sioux, está más cerca de la realidad. El proyecto, que fue bloqueados por la administración Obama por precauciones medioambientales, ha superado este martes un último paso para su finalización, después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, pidiera su aprobación urgente.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., que administra las tierras por donde tiene que pasar la enorme tubería, ha concedido el permiso necesario a la empresa Energy Transfer Partners LP para terminar la construcción a pesar de que en diciembre la misma institución denegó su autorización y anunció una revisión del impacto medioambiental.

Lisa Anderson, miembro de la tribu Chumash-Ohlone, protesta contra la tubería en una reunión con más miembros de la comunidad en Seattle (AP)

Pocos días después de llegar al poder, Trump ordenó retomar la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access cuyos proyectos fueron suspendidos bajo el mandato de Barack Obama.

El proyecto prevé que el oleoducto, con una inversión de 3.800 millones de dólares, atraviese el río Misuri y el lago artificial Oahe, fuentes de agua potable para la tribu Standing Rock Sioux. De hecho, los sioux han prometido una batalla legal después de la concesión del Ejército estadounidense.

Tanto los nativos americanos como grupos ecologistas se oponen a ello por el temor ante una posible fuga del oleoducto,que significaría una catástrofe medioambiental de gran magnitud, ya que podría contaminar el agua potable del territorio.

La tubería de 1.885 kilómetros llevaría medio millón de barriles de petróleo desde los yacimientos bituminosos de Dakota del Norte a una infraestructura ya existente en Illinois, desde donde el crudo podría distribuirse al Golfo de México.

El abogado de los habitantes de la reserva india pide que se considere una ruta alternativa, mientras que la promotora con sede en Dallas asegura que la tubería es segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada