Buscar en este blog

martes, 24 de enero de 2017

Alegres con fin de Obama, árabes esperan ver a Trump contra Irán



Las monarquías árabes aplauden ‘en baja voz’ la llegada de un ‘halcón’ de guerra a la Casa Blanca, por su postura contra Irán, su ‘adversario’ en la región.

Para las monarquías del Golfo Pérsico, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es una semejanza a la política de Ronald Reagan (1981-1989), porque los dos querían hacer nuevamente grande a Estados Unidos y apoyaban el militarismo, según un informe publicado el lunes en Reuters.

De acuerdo con el informe, esas monarquías ven en Trump un “poderoso presidente”, capaz de fortalecer el papel de Washington como su “principal socio estratégico” en una región tan importante como Oriente Medio para la seguridad e intereses enérgicos de Estados Unidos.

La vuelta de los estadounidenses a la región también significaría para los árabes del Golfo Pérsico una oportunidad para vigilar lo que llaman “el apoyo de Teherán a los aliados paramilitares en Siria, Irak, Yemen y El Líbano, además de los musulmanes chiíes en Baréin y este de la península saudí”, una zona rica en yacimientos petrolíferos.

Por esta razón, mientras que muchos países en diferentes partes del mundo escuchaban con “preocupación” al discurso que pronunció el viernes el magnate norteamericano en su ceremonia de toma de posesión en Washington, los países árabes del Golfo Pérsico parecían ser “optimistas”.

Ese optimismo, añade la publicación, existe entre los árabes ribereños incluso si sospechan que la "poca paciencia" de Trump y los "mensajes desagradables" que deja en su cuenta en la red social Twitter echen leñas al fuego en el ya inquieto Oriente Medio.

Arabia Saudí en particular, se siente “aliviada” por el fin del mandato de Barack Obama, quien priorizó las conversaciones nucleares con Irán a la alianza Riad-Washington en 2015, conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés). Trump es un férreo opositor al pacto.



No obstante, los socios de EE.UU. en el Sexteto (Rusia, EE.UU., Francia, China, el Reino Unido más Alemania) han asegurado que tienen la intención de respetar el acuerdo, y que Washington estaría aislado si se retira o debilita el pacto y han recordado que no es un acuerdo unilateral ya que el convenio ha sido ratificado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada