Buscar en este blog

lunes, 30 de enero de 2017

RON PAUL: EL COLAPSO ECONÓMICO ES IMMINENTE Y LE ECHARÁN LA CULPA A TRUMP



A continuación traducimos un artículo de The Free Thought Project, que expone una serie de advertencias sobre lo que podría estar avecinándose. Al final del artículo, como siempre, exponemos la opinión del Robot al respecto…

COLAPSO ECONÓMICO INMINENTE: CULPARÁN A TRUMP EN LUGAR DE A LA RESERVA FEDERAL

Si el ex representante por Texas Ron Paul está en lo correcto, un colapso económico está a al vuelta de la esquina.

Según Paul, la segunda burbuja financiera va a estallar pronto, y no hay nada que nadie pueda hacer al respecto. Según Paul, la Reserva Federal empezó a dirigir a la economía estadounidense hacia el colapso financiero al imprimir billones de dólares en los años 2008 y 2009.

“Las políticas de la Reserva Federal de imprimir miles de millones de dólares en los años 2008-2009, han creado las condiciones para una grave crisis financiera en algún momento de nuestro futuro”, dijo Paul.



Según Ron Paul, este colapso financiero se producirá al menos en algún momento en los próximos dos años: “Es inevitable y ni Donald Trump podrá detenerlo”.

Paul dijo que Trump será el chivo expiatorio de la inminente ruina financiera. Al igual que todo el mundo culpó a Obama por el colapso financiero en 2009, esta vez, “Trump tendrá injustamente la culpa”, escribió el ex representante de Texas. Paul basa sus comentarios en informes que dice haber leído y que concluye que en un espacio comprendido entre los próximos 18 a 24 meses, se producirá el colapso.

El ex congresista explicó que todavía mantiene la esperanza de que Trump realice cambios que puedan ayudar a proteger el futuro de Estados Unidos, pero señaló que algunos miembros del personal de Trump tienen conexiones directas con Wall Street. También le preocupa que la guerra de Trump contra el Islam radical sea una guerra que Trump no pueda ganar, porque es una guerra contra una ideología, al igual que la fallida tentativa de Estados Unidos de derrotar al comunismo.



Paul cree que Trump está avanzando en la dirección correcta para proteger los intereses de Estados Unidos al cancelar la participación de Estados Unidos en el acuerdo comercial de la Asociación Transpacífica (TPP) con Asia. Paul también espera que Trump saque a las tropas estadounidenses de los al menos 7 países en los que el país está actualmente desplegado e involucrado en conflictos militares. “Digo simplemente: vuelvan a casa”, dijo Paul al dirigirse a soldados desplegados en el extranjero. “Simplemente, salgamos de allí y dejemos que la gente local dirima sus conflictos”, dijo Paul en respuesta a cómo Estados Unidos debe tratar puntos calientes como Ucrania y Siria.

Paul cree que la postura amenazante iniciado durante la administración anterior hacia China era equivocada e indicó que a EEUU le iría mejor dedicarse a negociar mercancías con China, y toda Asia, en lugar de dedicarse a amenazar. Sin embargo, Trump ya está llevando a cabo esta peligrosa postura y China está respondiendo.

Paul advierte que va a haber una aceleración de las operaciones encubiertas de la CIA y de misiones de las Fuerzas Especiales, como el comando conjunto de operaciones especiales (JSOC) que obedece directamente instrucciones del Presidente de los Estados Unidos.



Paul, que nunca ha apoyado a Trump, está preocupado por el ego de Trump, preguntándose si el magnate va a actuar siguiendo sus impulsos al perseguir la ideología del Islam radical. Paul recordó a sus televidentes que la forma de crear más jihadistas es seguir provocando que los musulmanes moderados se radicalicen al reaccionar ante acciones militares estadounidenses en el extranjero, exactamente lo mismo que Trump está haciendo ahora mismo.

Paul elogió las acciones del presidente Obama para normalizar las relaciones con Cuba y espera que con todas las decisiones políticas que implemente el gobierno de Trump, el magnate mantenga la política que Obama implementó con Cuba y continúe con las negociaciones con su vecino más cercano en el Caribe.

Paul señaló que piensa que la política de Estados Unidos ha creado un “sistema fallido” en el país.

“Todos los imperios terminan y nosotros somos el imperio. Va a terminar y va a ser por razones económicas…vamos a fracasar porque estamos trabajando en un sistema fallido… esto es un problema monetario…un problema de gasto…va a ser financiero”, afirmó enfáticamente Ron Paul.



Una vez más declaró que el colapso de EEUU es inminente. “Se aproxima algo mucho peor que lo que vimos en 2008 y 2009, mucho peor…la culpa es de la Reserva Federal”, dijo Paul, agregando que el modelo económico keynesiano contribuyó en gran medida a la explosión de la primera burbuja. Paul dijo que la izquierda culpará a Trump por ello como hizo la derecha con Obama, pero dice que el problema procede de la Reserva Federal y de los 17 años anteriores de gasto gubernamental.



Incluso el ex presidente de la Reserva Federal pronosticó esta crisis.

“Estamos en los primeros días de una crisis que tiene un largo camino por recorrer”, afirmó Alan Greenspan a Bloomberg el año pasado. “Este es el peor período que recuerdo desde que entré en el servicio público. No hay nada como esto, incluyendo la crisis del 19 de octubre de 1987, cuando el Dow cayó de forma récord un 23 por ciento. Pensé que era el fondo de todos los problemas potenciales. Pero este problema tiene un efecto corrosivo que no desaparecerá. Me encantaría encontrar algo positivo que decir…no sé cómo va a acabar, pero va a haber una crisis”



Alan Greenspan

Cuando el hombre que dirigió la Fed, el banco central que ha provocado esta situación, también advierte que se acerca algo gordo, ha llegado la hora de prestar atención.

Bien, el contenido del artículo es interesante, aunque a alguna gente no le sorprenderá la idea de que Trump vaya a ser el chivo expiatorio de lo que vaya a suceder.

El Robot Pescador tiene serias dudas sobre estos enfoques, pero es necesario tenerlos en cuenta, porque en estos momentos, realmente, es muy difícil dirimir lo que está sucediendo entre bambalinas.

Aquí mismo hemos defendido la idea de que Trump fue el elegido por las élites para realizar una serie de maniobras clave que nos llevaran a las puertas del Nuevo Orden…pero no sabemos exactamente qué función va a desempeñar Trump en todo ello.

No sabemos si lo han elegido para triunfar o para que provoque un desastre. De momento el Robot defiende la primera opción, pero viendo cómo se desarrollan los hechos en tan solo unos días, parece más lógica la segunda opción.



La cuestión es que en su primera semana, ya está provocando un grado de inestabilidad social dentro de EEUU y un rechazo en el resto del mundo, que nos está sorprendiendo.

¿Por qué actúa de forma tan prepotente y poco diplomática? ¿Es necesario? ¿Qué gana con ello? ¿Forma parte de una actitud calculada con vistas a futuras negociaciones?

¿Qué buscan realmente las élites al poner a un tipo que sabían que actuaría así al frente de las operaciones?



Finalmente, y como anécdota, queremos destacar un aspecto que estamos viendo repetirse en la mayoría de medios de comunicación de masas y que no podemos pasar por alto.

En todos los grandes medios, vemos cómo se ataca a Trump de forma clara y contundente, de momento por sus declaraciones sobre la tortura (¿era necesario decir eso en público?) y por sus polémicas decisiones respecto al muro, la relación con México y la política migratoria.

Pero lo realmente curioso, es el comentario adicional con el que se complementan todas estas críticas a la figura de Trump; de forma bastante insistente, los periodistas concluyen que “al fin y al cabo, Trump está cumpliendo a rajatabla con su programa electoral”.

¿Se fijan en lo que significa este mensaje? De forma sibilina le están diciendo a la población lo siguiente: “Trump cumple con lo que prometió”.



Y esa es la misma idea que nos venden los medios alternativos que defienden a Trump, lo que confirma lo que ya venimos denunciando desde hace tiempo: la existencia de una doble pinza discursiva, mediante la cual, tanto los detractores como los defensores de Trump, nos inoculan las mismas ideas falsas sobre el magnate; parece que unos y otros nos dicen cosas opuestas, pero en realidad nos inoculan la misma idea, unos atacándolo y los otros defendiéndolo.

Porque de hecho, esta idea que nos venden de un Trump que cumple con lo que prometió, es FALSA. Trump no está cumpliendo con lo que prometió de ninguna manera.

Trump le prometió a sus votantes que le devolvería el poder al pueblo y que los poderes de Wall Street y en concreto Goldman Sachs, no dominarían nunca más el país…y los ha metido dentro de su gobierno, directamente, junto con el mayor magnate del petróleo mundial.

Pero sobretodo, Trump prometió que juzgaría a Hillary Clinton por sus innumerables crímenes y que la metería en la cárcel. Sí, esa Hillary Clinton que se come niños crudos, la “satánica”, la hija de belcebú que iba a provocar el apocalipsis al primer cuarto de hora de llegar a la Casa Blanca.



Y sin embargo, lo primero que hizo al llegar al poder nuestro amiguito Donald, fue desdecirse de esta promesa.

Si Hillary Clinton es tan criminal como él ha dicho durante la campaña y como han repetido incesantemente los medios alternativos, ¿por qué no empieza metiéndola en la cárcel de una vez? ¿Por qué todo el mundo se ha olvidado de esta “gran promesa” de Trump?

¿Por qué todos aquellos fanáticos defensores de Trump que a veces vemos en los foros advirtiéndonos de todos los crímenes de Clinton, se olvidan de esta flagrante traición a sus promesas?

De verdad, ¿por qué Trump ha perdonado a Clinton, sabiendo la larga lista de crímenes y corruptelas que ensucian su currículum?

¿Quizás porque Clinton forma parte de altos poderes y a la hora de la verdad, entre ellos no se hacen nada?

Sin embargo, “The Donald” sí cumple sus promesas destinadas a ir contra los “pobres”.



Sí vemos como impulsa la construcción del muro con México, para no dejar entrar a los necesitados de latinoamérica, provenientes de países arruinados en gran parte por la injerencia norteamericana; Sí elimina el Obamacare (algo que en este caso no criticamos pues por lo visto era un auténtico desastre); Sí defiende la tortura de todo aquél a quien EEUU acuse, con pruebas o sin ellas, de ser sospechoso de terrorismo; Sí defiende las cárceles secretas y la recuperación de Guantánamo; Sí defiende la persecución de los palestinos y los asentamientos ilegales israelíes y Sí prohibe la entrada a los musulmanes de los países que EEUU ha ido a destruir, dejando intactos, sin embargo, a Arabia Saudí o Catar, auténticos financiadores RICOS del terrorismo internacional.
Esto es Trump: cumple las promesas contra los pobres y incumple las que debían ir contra los ricos.

Pero tranquilos: Trump no es elitista. ¡Las élites tiemblan con él!

Así pues, cuando los medios de comunicación de masas “atacan” a Trump y nos dicen a la vez que “está cumpliendo con lo que prometió”, vuelven a engañarnos y a manipularnos, como hacen los propios defensores del magnate.

¿No les parece sospechoso que cuando se habla de las acciones de Trump, se pasen por alto sus mentiras sobre los ricos, y que sin embargo, tanto sus presuntos detractores como sus defensores nos acaben diciendo al unísono que “cumple con lo que prometió” cuando es algo que va contra los pobres?

Bueno, no falta decir que esto mismo ya lo había advertido yo desde el mismo momento en que Trump se lanzó a la carrera electoral por la presidencia de los EEUU; y también está de más decir que la serie animada estadounidense de los Simpson también ya lo vaticinó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada