Buscar en este blog

martes, 24 de enero de 2017

China envía misiles nucleares a la frontera con Rusia en clara amenaza a EEUU

China amenaza a los EEUU enviando misiles balísticos a la frontera oriental con Rusia

Sistemas de misiles intercontinentales del Ejército chino tipo DF-41 en un desfile militar.

China ha desplegado una poderosa brigada de misiles balísticos capaces de portar ojivas nucleares en la frontera con Rusia, afirman este martes medios locales.

De acuerdo con el diario oficial chino Global Times, las unidades en cuestión se tratan de misiles DF-41, considerados uno de los sistemas más avanzados de misiles del que dispone Pekín y que ahora están instalados en la provincia de Heilongjiang, limítrofe con Rusia.

Éste misil de largo alcance es capaz de transportar entre 6 y 10 ojivas nucleares a una distancia de más de 10.000 kilómetros, informa el portal Free Beacon, que cita una fuente del Pentágono.

Según señala el portal, el nuevo misil chino representa una amenaza estratégica importante para EEUU, ya que tiene un alcance mayor que otros misiles balísticos intercontinentales, además de poseer contra medidas electrónicas para evitar las defensas anti-misiles enemigas, así como la capacidad de maniobra individual para cada ojiva . No en vano, el misil podría alcanzar cualquier punto de Estados Unidos en 30 minutos, indica el medio.

Expertos militares citados por el rotativo chino alegan que es la segunda brigada equipada con los referidos misiles del Ejército chino que se encuentra en servicio y que han sido desplegados en el noreste del gigante asiático.

El potencial nuclear chino debería ser tan fuerte que ningún país se atreviera a pensar en un enfrentamiento militar bajo ninguna circunstancia y que otorgara a China la capacidad de responder a cualquier provocación”, advierte el diario chino Global Times.

Global Times achaca la medida militar china a la recién investidura del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la califican como una respuesta a las “provocadoras declaraciones de Trump respecto a China”.

Según indica la publicación, “EE.UU. no ha mostrado el suficiente respeto por el Ejército de China” y que algunos altos mandos militares norteamericanos buscaron “con arrogancia” una y otra vez “mostrar su intención de medir fuerzas”.



La relación entre Trump y Pekín comenzó con mal pie debido a una conversación telefónica que el magnate neoyorquino sostuvo con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen (el primer contacto a ese nivel desde 1979), amén de la política económica defendida por el próximo jefe de la Casa Blanca respecto al gigante asiático.

Por otro lado, el candidato de Trump para la Diplomacia estadounidense, Rex Tillerson afirmó que EE.UU. debe bloquear el acceso de China a las islas artificiales en el mar de China Meridional y dijo que la única vía para alcanzar este objetivo sería imponer un bloqueo naval, lo que significa un acto de guerra.

Hay que aclarar que esta medida china no está en ningún caso dirigida contra Rusia, como más de uno podría pensar; si fueron enviados a la frontera con Rusia es por la simple razón de que de ésa manera los misiles estarán mas cerca del territorio estadounidense y, por lo tanto, podrán llegar mas rápido hasta su objetivo, quedando todo el territorio norteamericano dentro de su alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada