Buscar en este blog

jueves, 26 de enero de 2017

México abandona el TLCAN, ¿Cuál es el siguiente paso?; te lo cuento

Pues nada, que México está amenazando con abandonar el tratado de libre comercio de América del norte (NAFTA en inglés) en respuesta al intento de renegociación del acuerdo por parte de los EEUU. Trump ya firmó la orden ejecutiva para tal fin.


Pero a México lo agarró fuera de lugar está jugada de Donald Trump, aunque no hay justificación para las autoridades mexicanas pues de antemano sabían que ésto podría pasar.  Trump lo vino diciendo desde el primer momento que anunció su intención de participar en la contienda electoral por la presidencia de los EEUU.

Así que no hay justificación para el gobierno mexicano por no haber previsto está situación qué está viviendo actualmente el país.  Desde un principio debió de haber elaborado un plan de contingencia para enfrentar un escenario así, sin embargo no lo hizo.

Todos se creyeron ése cuento de qué para Trump era imposible alcanzar la presidencia y se quedaron así, tan tranquilos pensando que nada iba a suceder; pero, oh sorpresa, Trump ganó.

Y como México no elaboró una estrategia para afrontar la presente situación, todo lo que intente será hecho a la carrera; contrario a Donald Trump, pues él seguramente ya tiene un plan perfectamente trazado para renegociar el TLCAN.

Y como siempre la falta de visión de nuestros gobernantes inéptos, que no cuentan con un plan, va a dejar a México en desventaja, así que lo más prudente sería pedir un tiempo fuera y elaborar ése plan; o, en su caso, si es que no quieren las autoridades estadounidenses, abandonar definitivamente el TLCAN; por mientras Canadá ya lo hizo al declarar que el acuerdo comercial está muerto.

Pero si abandonamos el TLCAN, cosa que definitivamente pasará, ¿que prosigue?

Pues como bien dijera el secretario de economía de México, apegarnos a los tratados internacionales de comercio en nuestra relación con los EEUU.  Tratados como los suscritos con la organización mundial de comercio, OMC, a la cual ambos países pertenecen.  Claro, una cosa es decirlo y otra hacerlo, sobre todo obligar a los EEUU  a cumplir con ellos; pues de todos es sabido que los Yankees no juegan derecho y que suelen corromper esas instituciones internacionales a su favor.

Así que, entonces, ¿qué resta por hacer?

Pues como ya dije, buscar nuevos socios y aliados comerciales, sobre todo en Asia y América latina.

No olvidemos que China acaba de manifestar el deseo de convertirse en regente del orden mundial financiero y económico en sustitución de los EEUU. Y eso motivado precisamente por la nueva política económica internacional de los Yankees.

Para China es conveniente y deseable el libre comercio, pues su economía depende mucho, cómo la de México, del comercio exterior, así que firmar un tratado de libre comercio con México no les sería indiferente; pero México debería, si decide firmar el tratado con China, no cometer los errores del pasado y ahora sí ponerse muy abusados pues los chinos no son ningunas hermanas de la caridad, y si pueden lograr una ventaja la tomarán.

Pero México tiene una ventaja, pues al tener una economía abierta y haber suscrito una gran cantidad de acuerdos de libre comercio con muchos países, además de con EEUU, es atractivo para las empresas pues pueden aprovechar esos tratados para exportar su producción elaborada en México; claro, eso a costa de ofrecer bajos salarios a los mexicanos.

Pero si México optará por un modelo de economía cerrada, proteccionista, tal como el esquema que pretende implantar Donald Trump en los EEUU, tendría que salirse de todos los acuerdos de libre comercio que ha pactado; exactamente como Trump lo hace.

Pero eso tendría cómo consecuencia inmediata la caída del empleo en México, contrariamente al caso estadounidense, pues México no tiene industria local por que esa fue destruida por el TLCAN; pero a largo plazo traería beneficios, si es que los sabemos aprovechar, y si es que las autoridades también lo saben aprovechar; Volveríamos a una situación parecida a la que teníamos antes de la firma del TLCAN.

Pero en cuanto a la relación con los EEUU, entraríamos en una guerra comercial con ellos; tendríamos que aplicar aranceles compensatorios a los productos estadounidenses.

Estando así las cosas, el futuro pinta incierto para México, pero si estamos unidos podremos lidiar mejor con lo que nos depara el destino.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada