Buscar en este blog

sábado, 28 de enero de 2017

Conozca misterioso misil aire-aire chino que atemoriza a EEUU

La imagen muestra un cazabombardero chino Shenyang J.11B, equipado con un misil no identificado.

Un misil aire-aire chino tiene sumamente preocupadas a las autoridades estadounidenses debido a los desafíos que crea para la aviación de Estados Unidos.

Fotos publicadas de un ejercicio militar chino muestran un avión de combate Shenyang J-11B, equipado con un misil desconocido semejante a los misiles aire-aire actualmente en uso por la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Dicho misil, ha asegurado este viernes el experto militar ruso Vasily Kashin en una entrevista con la agencia Sputnik, podría ser el PL-15, un misil producido en China que busca dar la ventaja a las fuerzas del gigante asiático, en caso de combates aéreos con los estadounidenses.

De ser así, estaría justificada la preocupación de las autoridades de EE.UU., dado que el PL-15 tiene un alcance de entre 300 y 400 kilómetros, lo que le da ventaja sobre los más modernos misiles aire-aire estadounidenses.



El AIM-120 AMRAAM, el misil aire-aire más moderno a la disposición de Estados Unidos, como máximo tendría un alcance de 160 kilómetros, por lo que el nuevo misil chino tendría gran ventaja en cuanto al alcance en esta situación.

Kashin ha recordado que el hecho de que el PL-15 haya sido instalado sobre un avión de combate en sí es muestra de que ya Pekín ha realizado parte de sus pruebas sobre este misil y que en poco tiempo estaría preparado para entrar en servicio operacional.

Al mismo tiempo, ha advertido a las autoridades estadounidenses que, considerando las evidencias, parece que ya queda poco para que los chinos comiencen la producción en serie de los misiles aire-aire PL-15.

En los últimos años y con el advenimiento de China como una potencia mundial y sus tensiones con Estados Unidos, las autoridades chinas se han enfocado más que antes en avanzar y desarrollar su capacidad militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada