Buscar en este blog

sábado, 21 de enero de 2017

Cohete Korona: La respuesta rusa al cohete Falcon 9 de la empresa privada yanki SpaceX

Rusia desarrolla el cohete re-utilizable Corona como respuesta al cohete estadounidense Falcon 9 de la empresa privada SpaceX.

Recientemente esta empresa, SpaceX, realizó el lanzamiento exitoso de su cohete así cómo la consiguiente puesta en órbita terrestre de 10 microsatélites; posteriormente logró la recuperación de la primera fase del cohete Falcon 9, parte qué es la mas costosa del complejo tecnológico.

La primera fase del cohete, de 70 metros de altura, se separó del resto del lanzador 2 minutos y 27 segundos después de su despegue y comenzó luego su retorno a la Tierra.

Encendió en varias ocasiones sus retrocohetes para disminuir su velocidad y se posó 7 minutos y 49 segundos más tarde sobre una plataforma flotante en el Pacífico, según las imágenes retransmitidas por SpaceX.

Este es el sexto éxito de SpaceX con esta delicada maniobra, que ya le ha permitido posar la primera etapa de su cohete en tres oportunidades anteriores en barcazas en el mar y otras dos veces en tierra en Florida.

La empresa pretende de esta forma, recuperando la parte más costosa del lanzador, reducir fuertemente sus costos para poner material en órbita.

Cohete ruso reutilizable Korona.




Los especialistas del Centro Estatal de Cohetes Makéev propusieron reanudar las investigaciones para crear el cohete de transporte Korona —lanzadera espacial reutilizable de despegue y aterrizaje vertical—, que puede ser empleado para construir estaciones espaciales modulares o entregar cargas a la Estación Espacial Internacional (EEI).



"Se han realizado estudios técnicos y económicos y se ha elaborado un programa eficaz de desarrollo para la lanzadera espacial", dice el informe del Centro Makéev.

El material de construcción principal del Korona será la fibra de carbono. Este cohete de combustible líquido de oxígeno e hidrógeno será capaz de llevar al espacio hasta 7 toneladas de carga útil. En caso de entregas "en las órbitas bajas terrestres", la capacidad de transporte será de 12 toneladas.

Otra de las ventajas del Korona es el tiempo de preparación para su lanzamiento, que será de solo un día debido a la utilización de sistemas de lanzamiento simplificados, según los defensores de la reactivación del proyecto.

Entre otros usos, el Korona puede ser empleado para realizar vuelos tripulados durante la construcción de estaciones espaciales modulares y para la entrega de cargas a la EEI.

El desarrollo del Korona se realizó desde 1992 hasta 2012, cuando fue suspendido por falta de fondos. El Centro Makéev también produce misiles balísticos estratégicos para submarinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada