Buscar en este blog

jueves, 19 de enero de 2017

El avión caza más caro del mundo es un desastre; y es estadounidense

NO ESTARÁ LISTO HASTA 2019

Un informe avisa de nuevos fallos en el F-35

El avión de combate que irrita a Donald Trump acumula más de 270 problemas a los que se añaden veinte nuevos fallos cada semana



Trump lo advirtió y un informe del Pentágono hecho público en las últimas horas lo confirma. El F-35 es una ruina para el ejército de Estados Unidos con una lista de problemas que aumenta a medida que pasan los días y que no estará listo, como mínimo, hasta 2019. Así lo asevera el citado informe, que evalúa el rendimiento del programa del F-35 y cuyas conclusiones son demoledoras para una nave cuyo coste se estima que habrá alcanzado el billón y medio de dólares en 2070.


Lockheed Martin, contratista encargado de desarrollar el caza, asegura que los problemas están bajo control pero el informe no parece estar tan satisfecho con el desarrollo del caza. El informe advierte de que se necesitan "más pruebas para evaluar la seguridad de la nave" y para identificar has qué punto los fallos que se han encontrado hasta la fecha pueden poner en peligro el rendimiento del caza en combate.

"Se han señalado 276 deficiencias en modo de combate cuya reparación es crítica", advierte el memorando. Pero el problema no radica sólo en los fallos encontrados hasta la fecha sino que la lista se multiplica a medida que pasa el tiempo. Lo hace "a un ritmo de 20 nuevos problemas al mes" y se cubre la espalda con una advertencia: "Se van a encontrar muchos más antes y durante el periodo de prueba".

El caza tiene problemas al romper la barrera del sonido a los que se unen fallos de recalentamiento y vulnerabilidades informáticas

El informe también advierte de que el F-35 no cuenta con un plan que le permita corregir todos los fallos que se han detectado hasta la fecha e incluso denuncia que los responsables del programa han tratado de acelerar, u omitir, muchas de las pruebas necesarias para entrar en la fase de pruebas en agosto de 2017, bastante antes de lo planificado.

En el apartado de los errores concretos se dan "situaciones cuestionables o inaceptables" al romper la velocidad del sonido, problemas de recalentamiento o vulnerabilidades informáticas que pueden poner en peligro los datos con los que trabaja el caza.

El F-35 es capaz de mantenerse estático en el aire, como en la imagen. (Reuters)

El problema de arrastrar muchos de esos problemas a la fase de pruebas operacionales radica, según el informe, en la posibilidad de que los retrasos para solucionarlos sean todavía mayores. Es más, el informe lamenta que no haya un plan preparado para hacer frente a los problemas encontrados.

Provocó la ira de Trump

El informe revela los motivos que llevaron al presidente electo Donald Trump a arremeter contra Lockheed Martin por los desmesurados costes de un avión pensado para pasar desapercibido ante los radares enemigos, ser capaz de despegar o aterrizar en vertical o mantenerse estático en el aire. Según Trump, el ejército de Estados Unidos podía ahorrarse "miles de millones de dólares" ya que los costes se habían descontrolado.

Pese a los problemas del caza, un primer escuadrón ya se encuentra operativo en Japón y se utilizará en operaciones en el Pacífico. Ha sido la primera vez que el caza cumple con una misión después de que las fuerzas aéreas de Estados Unidos los hubieran declarado como aptos para el vuelo el pasado agosto. La alegría sólo duró un mes, el tiempo que tardaron en mantenerlos en tierra debido a unos problemas que se habían encontrado en los tanques de combustible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada